C lase m amá&bebé

En Flotis Kinderpool ofrecemos un programa de estimulación en agua para bebés de 1 mes hasta 18 meses.
En la clase Mamá-Bebé, también conocida como matronatación es una actividad que busca la estimulación acuática del bebé por medio de una serie de juegos que le permiten aprender a flotar y moverse por el agua con la ayuda de sus padres y está enfocada en la estimulación de los reflejos y las capacidades psicoevolutivas como:

  • - Autonomía personal
  • - Lenguaje
  • - Aspecto Cognitivo
  • - Aspecto Motriz
  • - Aspecto socioafectivo. (El mejor instructor que él bebe podrá tener serán sus padres)

En este método es fundamental el papel del padre o de la madre dentro del agua. Mediante la orientación técnica del profesor altamente calificado en cada uno de los reflejos desde sus primeros meses de vida.

Los padres participan en la aventura acuática de su bebé. Además este contacto reforzará el vínculo inicial entre los papas y los bebés, viviendo una experiencia original, única e irrepetible, recordando que el carácter y la seguridad de un niño se forjan en sus primeros meses.
Además de relajar a los bebés -favoreciendo que se les abra el apetito, concilien mejor el sueño y estén de buen humor-, las clases de matronatación tienen muchas más ventajas, tanto a nivel físico como social y emocional:

Beneficios

  • - Favorece el desarrollo psicomotor. Aunque todavía no camina o gatea, el bebé se mueve con libertad dentro del agua y comienza a tener nociones del espacio y las distancias.
  • - Ayuda al desarrollo de su aparato locomotor, mejorando el rendimiento muscular y favoreciendo la movilidad y la rapidez.
  • - Fortalece el aparato respiratorio. El agua exige un mayor esfuerzo respiratorio, por lo que el bebé fortalecerá sus pulmones durante las clases.
  • - Estimula la capacidad observadora y de juego del bebé, lo que repercutirá positivamente en otros aprendizajes futuros y fomentará su creatividad.
  • - Aumenta y favorece el vínculo entre padre y/o madre y el bebé. El bebé compartirá con sus padres una experiencia divertida y enriquecedora, toda una aventura que le hará unirse emocionalmente mucho más a ellos.
  • - Además entre ellos se creará un vínculo de confianza porque el niño necesita de sus padres para poder mantenerse en el agua de forma segura.
  • - Ayuda a aprender a compartir y realizar actividades con otras personas, aumentando su confianza a la hora de comunicarse y socializar.
  • - Los ejercicios suaves, combinados con el agua a una temperatura agradable, relajan al bebé y estimulan su apetito, consiguiendo que coma y duerma mejor. En consecuencia, mejorará su carácter y su comportamiento.
  • - El bebé se siente más seguro y disfruta mucho aprendiendo a nadar al sentir que sus padres tienen su atención concentrada en él.
  • - Incrementa el sentimiento de independencia y de autoconfianza del bebé. Aunque todavía no camine, el bebé se puede desplazar en el agua por sí mismo, y eso puede favorecer el despertar de su inteligencia.


Niveles

  • - Adaptación al medio acuático
  • - Estimulación asistida
  • - Interacción Independiente